jueves, 21 de noviembre de 2013

 Este mes hemos trabajado sobre Príncipes y Princesas, para romper estereotipos leímos el cuento:La Princesa Vestida con una bolsa de papel. Después de elaborar nuestro árbol emocional cuyas hojas estaban formadas por nuestras fortalezas y éxitos, les pedí que escribiesen un cuento basado en esta imagen: Estos fueron los resultados.






DIARIO DEL PRÍNCIPE
Querido diario:
Me estoy cansando ya de todo esto del matrimonio con esa. Ella siempre está en el sofá viendo Sálvame y yo trabajando todos los días como un poseso. Hay veces que me dice que trabajo poco y yo le respondo que siempre estoy trabajando, pero ella me ignora. También he visto el partido de fútbol del Mago de Oz contra el equipo de Hansel y Gretel. Empataron dos a dos gracias a un penalti que marcó el Hombre de Hojalata (muy injusto).
He conseguido un puesto de trabajo en la fábrica e tartas de manzana de Caperucita Roja. Se me olvidaba decir que además de mis dos hijos y dos hijas me he comprado un buldog que se llama Buldog. Ayer recibimos la invitación de Cenicienta a su boda con el príncipe que encontró su zapato. Creo que este matrimonio no va a salir bien porque son nuestros vecinos y Blancanieves va a tardar muy poco en entrometerse en sus vidas igual que ha venido haciendo con otros matrimonios  conocidos. Realmente la Cenicienta y su familia no saben donde se han metido. Lo normal será que al cabo de poco tiempo se marchen a vivir a otro lugar.
                                                      Gabriel García Saura.

Destaco: la contextualización. La acción se realiza en el mundo de los cuentos, la ironía y el sentido del humor. Como aspecto negativo, la visión que el príncipe desgrana de Blancanieves: la ve como una mujer entrometida, frívola y superficial que además no lo valora y lo ignora. Parecen subyacer prejuicios machistas en el relato, pues la mala es ella, él aparece retratado como un buen hombre.
Querido Diario:
Este verano estoy agotada,  mientras el príncipe está sentado en una silla viendo la tele, comiendo y bebiendo, yo tengo que estar cuidando de los niños, limpiando la casa, haciendo la comida, cosiendo y sacando el perro a pasear.
Los niños son muy cansinos, están todo el rato llorando y llamándome. Mi casa está destrozada, no me da tiempo a limpiarla porque debo estar todo el tiempo atenta a los niños porque cuando no les vigilo se ponen a pegarse.
No me tenía que haber casado con el príncipe porque no me ayuda a nada y no nos hace caso. Solo me atiende  cuando los niños están durmiendo la siesta, que es cuando dispongo de un poco de tiempo para limpiar, pero lo único que me dice es que me aparte de enfrente de la tele.
                               Nathalie Martínez Guillén.

Nathalie ha empatizado totalmente con una Blancanieves agotada  por las tareas de la crianza de los niños y las faenas domésticas. Se atiene a la imagen aunque añade un “detalle” demoledor con el que concluye el texto.





EL CUENTO CONTINÚA:

A los cinco años de casados el príncipe y Blancanieves tenían cuatro hijos y un perro adoptado. Pero estaban tristes. Blancanieves tenía que cuidar ella sola a sus hijos y al perro mientras que su marido veía la tele y comía. Toda la casa estaba sucia y a pesar de los esfuerzos de Blancanieves , a los cinco minutos estaba otra vez igual.
Blancanieves estaba triste y decidió separarse del príncipe y vivir con los siete enanitos, sus hijos y el perro. El príncipe se quedó solo. Lo único que hacía era estar en el sofá viendo la tele y comiendo. Algunas veces se quedaba dormido mientras que comía. Dormía siempre en el sofá. El príncipe estaba enfada porque nadie le limpiaba la casa que estaba muy sucia mientras su mujer estaba de paseo con sus hijos, el perro y los siete enanitos. Además tenían un montón de  dinero y comían en restaurantes de lujo. Los niños estaban alucinados por su nueva vida. Blancanieves vivió feliz para siempre con los siete enanitos, sus hijos y el perro.

Sarah Martínez Guillén.
Está alumna elige continuar el cuento y resuelve la situación mediante el divorcio. El príncipe, que no modifica su actitud pasiva, lo castiga a la soledad y a la envidia al ver la nueva vida de sus hijos y su mujer. Evidencia el cuento una mentalidad excesivamente maniquea, infantil, pues se queda en la superficie sin ahondar en los hechos.




Querido Diario:
Hoy  tengo un día muy triste, estoy muy decepcionada por haberme casado con el príncipe. Todos los días tengo que cuidar de los niños. Él no colabora, se pasa el día viendo la tele y le da igual todo lo que pase a su alrededor. Estoy harta. Si no fuera por ellos, me marcharía. ¿Es qué él no se da cuenta de que no puedo hacerlo todo a la vez? Mientras atiendo a uno los otros tres necesitan atención. Aunque estén llorando y pataleando a su alrededor, él no hace caso. ¿No le da remordimiento? Espero que esto cambie, si no será muy difícil. Pero esto no acaba así, las noches son todavía peor. Me las paso despierta porque los niños no pueden dormir o cualquier otro problema.
El príncipe parece ser que no oye nada. Tendré que decirle al médico de palacio que está un poco sordo.
Así transcurre mi vida, día a día, pensando que alguna vez tendrá ayuda del príncipe.

Marina Vidal López.
Marina comienza relatando un sentimiento: la decepción, la desilusión. Sabe que debe irse para enderezar su vida pero su sentido del deber con los niños es demasiado  fuerte. Retrata perfectamente a un príncipe pasivo que además carece de toda empatía con ella pues no siente remordimientos. No obstante, espera que cambie, deseando esa ayuda, que en el fondo, sabe que nunca va a llegar. En medio de tanta tristeza un guiño irónico: pedir al médico que le revise el oído. El texto es de una gran madurez, de una gran hondura, pero prima en el las emociones negativas: la tristeza, la resignación y no la valentía y el arrojo para resolver el problema.  Demasiado real ¿o no?










Querido Diario:
No te voy a mentir: no soy feliz. Blancanieves no es  una mujer feliz tampoco. Soy un hombre desafortunado, me he casado con la mujer equivocada. Blancanieves es muy pesada y no tiene tiempo para mí. Me paso la vida mirando la televisión porque no tengo nada que hacer, así días, semanas, meses e incluso años para que me diga algo. Mi vida es un infierno. A veces creo que si la hubiera dejado en la caja de cristal mi vida sería totalmente diferente.
Creo que ella tiene tantas cosas para decirme. No sé. Tuvimos cuatro hijos y yo solo quería uno. Ya estoy seguro, ella no es la princesa que he estado buscando.
Natali Argudín de La Rosa.

Llama la atención que una niña de once años escoja empatizar con el príncipe antes que con la princesa. Además nos presenta un príncipe depresivo que se refugia en la televisión ante los silencios de la esposa, aunque sabe que ella tiene cosas que decirle. Es decir, nos plasma la incomunicación como el origen  de la situación que está viviendo. El texto rezuma tristeza y desesperación además de lamentarse por haberla salvado. Tampoco aparecen emociones positivas o acciones para resolver la situación.







DIARIO  DE BLANCANIEVES

                Hoy he estado limpiando la casa y cuidando a mis hijos todo el día mientras hacia la comida, preparaba las camas y ordenaba la casa yo sola porque mi marido ha estado acostado viendo la tele (el telediario).
Hace diez años que me  casé con él y tuve mis hijos, dos años después. Esos años estaba muy feliz, creía que mi vida era  completa. Tenía mi marido, mis hijos y un techo sobre nuestras cabezas y dinero. Sentía que no podía ser más feliz. Unos años después, mi marido dejó de ayudarme en las cosas de la casa. Era como si quisiera volver al pasado y no casarse conmigo, o algo así. Yo quiero mucho a mis hijos, son mi mundo.
He estado pensando sobre mi vida y no estoy segura de que quiera seguir con mi marido porque no hace nada. Es como el príncipe Ronaldo, lo quiere todo hecho y bien hecho. Es como si yo fuese su esclava, no su mujer.
Yo siento cosas muy profunda por él, pero a la vez siento que hay otro hombre allí, esperándome para que seamos felices. Yo solo hablo de esto con mi madre, ella es la única que me entiende. He estado hablando  con ella y creemos que es mejor seguir buscando porque solo tenemos una vida, una oportunidad de ser felices y tenemos que agradecerlo. Así que me largo con mis hijos a la casa de mi madre. Tenemos más futuro  con mi madre que aquí.
Chloe Rowson

A destacar: la plasmación de los cambios que la rutina opera en algunos matrimonios.
El amor de madre por sus hijos.
Sentirse como una esclava.
El final que es muy profundo.


  
DIARIO DE BLANCANIEVES:
                Querido  diario: hoy he estado toda la tarde limpiando y cocinando porque mi querido marido es un vago, no hace nada en la casa ni ayuda a cocinar. Se tira toda la tarde  viendo el fútbol americano. Le he dicho que en mi casa no se bebe porque después traumatiza a mis niños. Encima de todo tengo que cuidar yo sola a los siete enanitos. Todas las mañanas me levanto, recojo la casa y luego le doy un biberón a cada niño. Después los baño y me los llevo al colegio. Cuando vuelvo levanto a los siete enanitos porque si no pican nos quedamos pelados y podemos acabar debajo de un puente. Luego llamo a mi marido para  que vaya a trabajar. Mas tarde limpio toda la casa: friego los platos, hago la colada, limpio el comedor, hago la cocina y ordeno la buhardilla. Luego subo a la terraza y cambio el agua de la piscina porque ya está fría. Luego recojo a los niños y les preparo la comida a ellos y a los siete enanitos.
Cuando llega mi marido a las cinco preparo un postre de chocolate. Después llevo a los niños a la guardería para que coloreen. Mi marido sigue comiendo y viendo la tele. Al anochecer lavo los platos por segunda vez y preparo la cama para los trece. A las diez y media les pongo el pijama, les lavo los dientes a todos y les leo un cuento para que se duerman . Así sucesivamente cada semana. Estoy tan cansada porque mi marido es un vago y yo sola no puedo, así que me voy a divorciar porque no puedo más, día tras día sufriendo esta pesadilla. El día más odioso del mes son los jueves.

Alejandro Marín.

Lo he seleccionado porque no es habitual que un niño empatice con la princesa.  La enumeración de todas las faenas de Blancanieves es tan prolija que llega a estresar al lector.  Se ha introducido tanto en el cuento que no ha olvidado a los enanitos, también a cargo de la pobre Blancanieves.
El final es confuso o sorprende. Nos quedamos sin saber por qué el jueves es el día más odioso.



lunes, 21 de octubre de 2013

Los dos ejemplos siguientes han sido, a mi juicio los mejores relatos breves del taller. Uno de ellos por la concisión y las expectativas que genera, el otro, por su sentido del humor, la ironía implícita ,el vocabulario tan cuidado y también la generación de expectativas.

MI HABITACIÓN
Estaba un día entero en mi habitación, no quería salir pues si lo hiciese podría poner mi barriga en peligro. Mi madre me esperaba con un plato de lentejas en la cocina.

Aida Castejón Sánchez.

ODISEA CON LAS LENTEJAS

Estaba en mi habitación solo y asustado. Sabía lo que me esperaba ahí fuera. Tenía que huir. Así que lo que hice fue saltar por el balcón y correr hacia otra parte. Me fui a casa de unos amigos, pero también estaban allí, y por toda la ciudad. Decidí viajar por Francia, China, Rusia, América y llegué hasta la Antártida pero también estaban allí. Entonce afronté mi destino, volví a casa, entré en la cocina y lo hice. ¡Me comí las lentejas!
Pero las desgracias nunca llegan solas. Las lentejas estaban muy frías. Después de estar varias horas encima de la mesa me las comí con tan poca gana que no llegaron en son de paz a mi estómago. De pronto sentí un cosquilleo por todo el cuerpo y empecé a sospechar que las lentejas no me iban a sentar muy bien. Salí corriendo hacia el baño pero llegué tarde. Ya os podéis imaginar lo que me pasó por el camino.

Gabriel García Saura.
Continuamos con el microcuento.

PERO YO NO PODÍA DORMIR
Estaba acostado en la cama, con los ojos abiertos, sin poder cerrarlos. nada más que me imaginaba historias con mi amigo luminoso. Las horas se me hacían lentas. Contaba ovejas y nada. Me levanté y me fui a la sala de estar. Me puse a ver la televisioó y vi una noticia que me impactó : que el sol... y de repente la tele se apagó.
Marina Vidal  López.

PERO YO NO PODÍA DORMIR
No podía dormir porque tenía miedo de que me saliese el arco iris en las páginas mojadas del libro y que me castigasen por ello. Tal vez la profesora creyese que lo  había hecho yo.
Riky.


lunes, 14 de octubre de 2013

Bienvenidos al nuevo curso escolar 2013-14
Como aperitivo, hemos preparado unos suculentos entrantes: el microcuento.

Escribir microrrelatos es muy complicado pues se precisa una gran capacidad de síntesis para contar, con muy pocas palabras, una historia que tenga sus tres partes:exposición, nudo y desenlace y que, además, posea una intención comunicativa.

Estos han sido los relatos seleccionados.

Alex Marín:

Un día, un crío fue a pescar al muelle de la ciudad porque allí había un montón de mújoles. Se dispuso a pescar, lanzó el sedal. Al poco, comenzó a tirar. El crío tiró tan fuerte que sacó un atún de 8 kilos. El niño se puso tan contentó que se desmayó. Cuando se despertó estaba en el hospital. El médico le dijo que había sufrido un infarto. Desde entonces, como es sonámbulo, todas las noches se levanta y quita el tapón de la bañera.

José David.

Era una mañana soledad, yo estaba en un prado donde ordeñaban a las vacas. De repente oí: ¡chas, chas! Noté que me estaban ordeñando con mucha delicadeza y escuché: -¡Lechero, écheme un litro de leche de esa vaca que usted está ordeñando con tanta delicadeza!

Riky.
Un día me levanté y me fui. Cuando vi que mi madre estaba loca me puse a hacer el bobo. Cuando vino mi vecino cogí el periódico y le pegué. Le dije:-hasta luego, pringao.
Ese día no sé aun que me pasó para que nos pusiéramos así.
Quizás estaba soñando como un bebé aturdido.

Marina.

Eran las tres de la madrugada., el viento soplaba con fuerza. La ventana se abrió de repente. Yo intenté bajar las persianas pero no pude. Luchaba contra el viento y él me empujaba hacia atrás. Nunca conseguía llegar hasta ella. De pronto, una voz dijo: "
¿Qué hace el ventilador encendido? ¿Es qué tienes calor en pleno mes de enero?"


Natali Argudín.

Mis padres habían planeado un viaje en crucero para el mes siguientes. El crucero era hermoso. Yo estaba ansiosa porque llegara noviembre, cuando por fin llegó nos fuimos de crucero. Satisfecha entre en el camarote, cuando abrí los ojos pegué un grito. Era lo más feo que había visto jamás. Los zombis estaban por todos lados, no podía caminar y mis padres no estaban.
Al poco rato oí una voz que me dijo: ¿Naty, te gusta la película?

miércoles, 19 de junio de 2013

Alex Moreno











José Olmos


Chloe


Natali Argudín


Juan Diego


Natali Radoslavova



Cristina


Nathalie


Gabriel


Texto deMarina


Texto de Sarah


José David


Texto de Darío


Alex Marín


Texto de Ricky


Texto de Soraya


Durante el presente curso académico no hemos publicado muchos textos porque estos están contenidos en "Este libro lo escribes tú". En él podréis apreciar la creatividad de vuestros hijos, su sensibilidad,  y su imaginación. No obstante, uno de los últimos ejercicios me gustaría publicarlo aquí. Me produjo una gran emoción leer  "las cosas que nunca querrían olvidar".
Antes de despedirme de vosotros y cerrar las entradas al blog, por el presente curso académico, os pediría que leyerais con vuestros hijos el libro antes mencionado, no os defraudará.  Os deseo un feliz verano tanto a mis queridos alumnos como a vosotros.
¡Hasta  septiembre!.

lunes, 25 de febrero de 2013

ANUNCIOS POR PALABRAS:

1º PARA BUSCAR CANGURO:
Joven hijo de Mary Poppins busca niño o niña para cuidar.
Riky.

2º Soy una chica superdivertida. Me ofrezco para cuidar a niños pequeños. No te aburrirás conmigo. Harás excursiones, paseos en bicicleta, patinaremos.
Marina.

3º.. Soy Tamara y busco trabajo porque  con un suabe toque de la mano el bebé deja de llorar.
Chloe.

4º ¿Está cansada de cuidar a sus hijos? Ha llegado al pueblo Kangui, la maestra.
José David.


2º PARA DAR CLASES PARTICULARES DE APOYO POR LAS TARDES
Soy Tamara y doy clases particulares. Soy la mejor porque no mando muchos deberes. Solo mando muicha confianza al niño.
Chloe.

No se lo piense dos veces, señora, este profesor es como Einstein modernizado y más listo aún.
Gabi.

Clases particulares de apoyo para los más "burros". ¡Si quieres aprender ven a dar clases a burrito sabanero.
Liz.


Dos pájaros de un tiro: los niños aprenderán mientras los padres y madres descansan.
Soraya.


3º PARA VENDER UN ARMARIO MUY GRANDE.

Si quiere un armario que quepa en su casa y le lleve a Narnia con aventuras, llame al 97799855.
Estella.

Se vende armario con casa incluida. Oferta.
José Olmos.

Vendo un armario que me regalaron los de la casa de Gran Hermano. No te lo pienses, con solo abrir el armario tienes la ropa en tu mano. Te sorprenderás.
Marina.

4º ANUNCIO DE UN CURANDERO QUE PRETENDE REMEDIAR TODOS LOS MALES POSIBLES E IMAGINABLES.

Soy un curandero que con solo verte el ojo sé lo que te pasa y con agua de la fuente del Cantalar te curas. Solo trato a los ancianos.
Marina.

Pretendo remediar todos los males pero antes necesito ayuda.
Natali Radoslavova.

Enfermero satánico. Comuníquese con las cabaras.
Soraya.

¿Los cuernos te persiguen? Pues que no te persigan más. Aquí esto y yo para quitártelos de encima.
Liz.

Soy un curandero. Vendo pociones que he hecho yo, así que venid o si no os maldigo.
José David.

5º BUSCAR A UN COMPAÑERO PARA VIAJE EN TÁNDEM.

Quiero a un  compañero o compañera leal, fuerte y simpático para compartir viaje.
Gabi.

Soy Tamara y busco un mejor amigo o amiga para dar la vuelta al mundo, disfrutar de tradiciones nuevas y comidas diferentes.
Chloe.

si quieres dar la vuelta al mundo ven con ciclista aventurero. También se puede ir en moto acuática.
Liz.


lunes, 18 de febrero de 2013

GANADORES DEL CONCURSO: FILTRO DE AMOR PARA SAN VALENTÍN.

1º PREMIO: NATALI ARGUDÍN DE LA ROSA.

CONJURO: PARA CREAR UN MUNDO DE AMOR ( UNA RECETA RÁPIDA Y FÁCIL DE HACER)

INGREDIENTES. 4 pétalos de rosas rojas, 4 cucharadas de fidelidad, de esperanza y de respeto. " cucharadas de miel azucaradas, 2 gotas de vainilla. Yema de huevo y perfume de rosa.
PREPARACIÓN:
mezclar las plumas de graza, los pétalos de rosa roja, la yema de huevo y la vainilla en una cazuela y mientras revolvemos, adicionamos lentamente las cuatro cucharadas de respeto, fidelidad y esperanza. Una vez que esté hecha la mezcla repetimos tres veces el conjuro: QUEREMOS UN MUNDO DE AMOR. Luego le adicionamos las gotas de perfume y la miel azucarada y dejamos reposar por tres días y estará listo para consumir.

2º PREMIO: MARINA VIDAL LÓPEZ
FILTRO:
INGREDIENTES: Un vaso de agua de lluvia, una pizca de pompas de jabón, picadillo de trébol, condimento rojo de risa, sal de la felicidad, buen humor, cazuela rápida y mucha imaginación.
PREPARACIÓN: Cogemos el buen humor y empezamos a cocinar, en una cazuela ponemos agua de lluvia, pompas de jabón, el condimento rojo, la sal y el picadillo de trébol. Lo dejamos hervir 10 minutos y el resultado es una sopa de amor.

3º PREMIO. NATHALIE MARTÍNEZ GUILLÉN.
INGREDIENTES: Pétalos de rosa, un trozo de caparazón de tortuga, uñas de zorro, luz de luciérnaga y pelos de dormilón.
UTENSILIOS: Cuchillo, cuchara, colador, batidora, sartén, un plato y una olla.
PREPARACIÓN: Coges los pétalos de rosa y los mueles, después los echas a la olla. Los pelos de dormilón los pones en la olla junto a la luz de luciérnaga y lo pones a calentar un poco. Echas a la sartén todo lo que había en la olla. Troceas con un cuchillo el caparazón y lo haces lo más pequeño posible. Con la cuchara mueves todo, lo sacas y lo pones en un plato. En esta masa le echas los trozos de caparazón y lo enrollas. Ya está listo y se lo puedes dar a la persona que te gusta.

miércoles, 23 de enero de 2013

LOS ALUMNOS DE QUINTO  Y LA JUSTICIA

Leímos  una adaptación del famoso pasaje del Quijiote en el que Sancho, gobernador de la Insula Barataria, imparte justicia.
"Entraron en la sala en la que Sancho impartía justicia, dos hombres: un sastre y un labrador. El primero acusaba al segundo de no pagarle su trabajo,  y por ello, solicitaba justicia.
Los hechos que se relatan son los siguientes_ el labrador pidió al sastre que le cosieses una caperuza con el paño que el aportaba. Preguntó si la tela era suficiente, al contestarle afirmativamente el sastre, pidió una segunda caperuza; así hasta acordar la confección de cinco. Al ir a recogerlas, se niega a pagarlas.
Sancho pide que le muestren el trabajo y el sastre saca cinco caperuzas solo útiles para los dedos de la mano.
El gobernador dicta sentencia: que el sastre pierda las ganancias y el labrador el paño y las caperuzas."


Se les pidió a los alumnos que reflexionasen y evaluasen  la sentencia.
a)Que emitiesen un veredicto de culpabilidad.
b) Que emitiesen una sentencia.

De los diecisiete trabajos presentados, cinco fueron poco fundamentados, tres desmesurados (se pedía el despido, la cárcel o  la pérdida de la casa  para el labrador).
Fueron sensatos nueve y bien argumentadas. Destaco las siguientes:

José David

Los dos son culpables porque el sastre tenía que hacer cinco caperuzas grandes y el labrador no le pagó el
 el dinero que le debía. La condena que les pongo es que el sastre tiene que hacer de nuevo las caperuzas y el labrador pagarlas pero trayendo suficiente paño.


Darío:
Los dos son culpables porque uno no le quiere pagar y además no necesita caperuzas tan pequeñas. El castigo sería que si el sastre vuelve a hacer tonterías le cerrasen el negocio por un tiempo, hasta que yo lo diga. El labrador, como vuelva a ser tan desconfiado le prohíbo que compre en ninguna tienda, también hasta que yo lo diga.

Juan Diego.
La sentencia va a ser: ninguna. Ya la tenéis. El sastre sin dinero y el labrador sin paño y sin su caperuza. No veo por qué se celebra este juicio.
La sentencia va a ser: que no os veáis el rastro, porque si lo hacéis, os vais a pelear. Así que no os vais a ver más.