miércoles, 26 de octubre de 2011

TEXTOS: EL RÍO SUEÑA

TEXTOS: EL RÍO SUEÑA

Al llegar la noche el río sueña que las personas no tiran basura ni le maltratan contaminando su espacio. No lavan la ropa sucia en las orillas y en vez de eso los niños juegan en el río sin ensuciarlo. El río está tan feliz que sueña que unos pececillos dorados y divertidos le hacen cosquillas. Se siente muy feliz de estar tan limpio.
Gabriel García Saura. 9 años.


El río sueña con bajar una cuesta pero no caerse ni salpicar a quienes lo miran. Lo que quiere es ir despacio, muy despacito. También con reflejar la luz del sol y hacer a todos felices.
Le gusta escuchar como se rompen en él las olas del mar reluciente y bonito.

Darío Ballester. 9 años.
El río sueña muy bien con las olas que suenan también. Le gusta que vengan los pájaros porque hacen pío, pío. Le gusta el viento porque el sol se va y hace frío.

                                                           Soraya Martínez. 9 años.



EL RÍO SUEÑA

POEMAS

EL RÍO SUEÑA

El río sueña sin el molino
sueña con las montañas
y con el sol amarillo.
También sueña con estar limpio
sin limones
ni el pico de la cigüeña
y por fin sueña
con el mar azul
y con barcos de colorines
paseando por el mar
y todos en calma y tranquilos.

Chloe Rowson. 9 años.
EL RÍO SUEÑA

El río sueña
que no tiene dueña
porque va a su alegre albedrío
No te acerques pequeña
que te puede dar frío
entra junto a la leña
y ponte el abrigo.

Marina Vidal. 9 años.


EL RÍO SUEÑA CON SER HUMANO

Ojalá el molino en marcha se pusiera.
Barcos y barcos suben y bajan.
Un faro en mis aguas han puesto.
Yo siempre sueño con ser humano.

Juan Diego Molina Maqueda. 9 años.


miércoles, 19 de octubre de 2011

DIARIO DE UN ÁRBOL 1

Les di a los alumnos el siguiente texto y les pedí que lo continuaran. Estos son alguno de los resultados.  El resultado iba a ser evaluado.
El texto en negrita es el que les proporcioné.
He seleccionado estos tres por varias razones: el primero porque  ha utilizado un adjetivo poco usual en estas edades y por su tono melancólico y triste.

El segundo porque sigue la estructura de los cuentos clásicos y porque cuenta con un elemento maravilloso: la corteza luminosa. La luz como alimento de los pájaros forma una metáfora interna de gran hondura y con un inmenso valor plástico.

El tercero por la forma tan original en que resuelve la caída de la hoja: el resultado de los estornudos y el temblor que el viento causa en los árboles: una tiritona.
Comienza a apreciarse el resultado de más de un curso trabajando la escritura creativa.
¡Es maravilloso! Esta es una de las razones por las que merece la pena dedicarse a la enseñanza.
DIARIO DE UN ÁRBOL

Hola:
Soy un árbol y por designio de algún dios, tal vez de Dafne, que como todo el  mundo sabe, fue convertida por el gran Zeus en laurel, tengo el don de la palabra escrita. Naturalmente escribo con savia sobre los trozos de mi propia corteza. Quiero narraros algo de mi vida.

EL ÁRBOL FRÁGIL


Soy un árbol muy frágil, cuando pasan por mi lado todos me tocan y yo les tiro un manzana en la cabeza. Siempre escribo con savia. Algunas veces me quitan la savia, las hormigas se me suben y chupan mi savia.
Casi siempre estoy pensando en ser una persona, pero nunca lo seré. No estoy solo, bueno, estoy al lado de un arbolito. Es mi hermano que se está muriendo de viejo.
A mí se me caen ya las hojas y siempre me dicen que voy a morir igual que mi hermano.
         José Olmos Casanova. 4ºEP

DIARIO DE UN ÁRBOL 2

El árbol y sus tres amigos los gorriones.


Soy un árbol, mi corteza luminosa atrae a los gorriones. Un día, un hombre intentó cortar mi luminosa corteza pero vinieron tres gorriones a salvarme porque les encanta mi corteza. El primer gorrión, el más grande, le picoteaba en las manos. El segundo, que era el mediano, le picoteaba en los pies. El tercero, el más pequeño y el más fuerte, le picoteaba en la cabeza. Así que el hombre salió corriendo por patas a su casa. Yo, el árbol, les di las gracias. Les dije que podían vivir en mis fuertes ramas.
Los gorriones fueron felices junto a mí y el hombre dejó de talar árboles.

                                                                                            José David Alcaraz Andreu. 4ºEP

DIARIO DE UN ÁRBOL 3

Querría que no me talaran los humanos porque estoy muy a gusto aquí con mi raíz, con mi tallo, tronco, hojas, savia y corteza. El sol me viene bien, el calor y la lluvia también, pero el viento no  me viene bien porque tirito. Si me llego a resfriar se me caen las hojas.
Mi vida es larga. Otros árboles tienen la vida corta.
Juan Diego Molina Maqueda. 4ºEP